YO SOY la llama violeta transmutadora

La luz de la llama violeta es esencia de luz espiritual. La utilizamos para liberarnos de viejos pensamientos, para transmutar situaciones negativas que se nos vienen repitiendo a lo largo de nuestras vidas.

La llama violeta se hace necesaria más que nunca cuando queremos llevar a un trabajo de transmutación profunda en la raza humana.

En un momento en que los grandes cambios en la Tierra se hacen evidentes, en un momento en que nos enfrentamos a todo tipo de situaciones indeseables por todo el mundo se hace necesarios mas que nunca, cambios en la mente humana, en nuestra capacidad para afrontar problemas cotidianos.

No obstante, no somos realmente libres hasta que transmutamos nuestro karma negativo. Podemos usar la llama violeta para que nos ayude a hacer esto.

El karma es simplemente el resultado de cómo usamos la energía divina que fluye a través nuestro momento a momento. Tenemos la opción de usarla positiva o negativamente, de valorar la vida y lo que tenemos y embellecerla o de despreciarla y tratar mal.

Sin duda habremos hecho mucho bien a lo largo de nuestras vidas acumulando muy buen karma pero también hemos cometido muchos errores.

Los problemas con nuestra salud, nuestra mente o nuestras relaciones con nosotros mismos y con los demás, a menudo surgen porque nuestra energía espiritual está bloqueada.

Ésta densificación de la energía es el resultado de pensamientos, sentimientos y acciones negativas, en otras palabras, mal karma.

La belleza de la llama violeta es que ésta tiene el poder de transmutar la energía negativa que es responsable de la manifestación de la enfermedad y de otros desequilibrios físicos, mentales o espirituales. Ésta es la única forma en la que puede tener lugar la curación verdadera.

Os propongo esta sencilla oración de liberación de karma para la humanidad para que devuelva lo mas rápidamente posible la salud a todos nosotros. Desde la divina presencia del Yo Soy vamos a trabajar con los decretos de la llama violeta:

Yo Soy el Poder Sanador del Fuego Violeta actuando aquí y ahora (x3)

Yo Soy el Gran Amor Perdonador del Fuego Violeta curando a toda vida (x3)

Yo Soy la Misericordia del Fuego Violeta disolviendo causas y efectos de enfermedad (x3)

Invencible y Victoriosa Llama Violeta Sanadora Cósmica como de Mil Soles, entra a este Santuario con el Pleno Poder Cósmico del Gran Sol Central portando la Energía Curativa que necesitamos..

Colócate en, a través y alrededor de toda persona, sitio, condición o cosa que este bajo esta Radiación y BARRE toda sombra que este causando enfermedad, reemplazándola por la Luz y Liberación de la Salud, Vitalidad y Energía Perfecta aquí y ahora.

DESCIENDE Y CURA (x3)

DESCIENDE Y TRANSMUTA (x3)

DESCIENDE Y LIBERA (x3)

DESCIENDE Y SELLA (x3)

Amada Magna Presencia Yo Soy…

Flamea la Llama Cósmica de la Misericordia a través de todos los canales médicos y científicos por toda la Tierra, y ayúdalos a ser iluminados encontrando alivio para las dolencias de la humanidad.

Cárgalos con Tu Poder de Misericordia, Iluminación y Pureza Cósmica para que cooperen en la sanación de la vida con un entendimiento espiritual.

Yo Soy convocando Ángeles de la Misericordia para que lleven la Llama Violeta a todos los hospitales y lugar de asistencia a la salud, donde sea necesario que se transmuten causas de enfermedad hacia la perfección, y se manifieste la Gracia del no dolor.

YO SOY la llama violeta transmutadora actuando aquí y ahora

Queda así sostenido y expendido, Amado Yo Soy.

Yo soy quien lo decreto, yo soy quien lo conjuro yo soy quien lo hace realidad.

Así es, hecho esta. Amen

YO SOY la Llama Violeta

La llama violeta es una energía espiritual viva e inteligente a la que podemos aclamar para transmutar situaciones negativas en positivas. Vamos a conocer más de esta llama en este artículo y el vídeo, pero lo primero es hablar de la consciencia YO SOY.

La Consciencia YO SOY

Muchos conocemos y trabajamos con el «Yo Soy», aclamamos a la Magna Presencia y manifestamos el potencial infinito de nuestro verdadero ser a través de ella; incluso tratamos de conectar con el Amado Maestro Saint Germain o con los Arcángeles.

Sin embargo, pocas veces llevamos esa práctica a algo más que una costumbre. Bien es cierto que alguien puede tomar la decisión de practicar el Yo Soy una vez por semana o incluso una vez por día, pero el camino del YO SOY es algo más.

Practicar el YO SOY es algo maravilloso y beneficioso tanto para nosotros mismos, como para los que nos rodean, más nuestro objetivo no debe ser solo el practicarlo sino el encarnarlo, el fusionarnos con esa presencia Divina y actuar acorde a su energía.

Como venimos diciendo, no se trata tanto de lo que lleguemos a emplearlo, aunque obviamente un mayor empleo siempre va a reforzarnos positivamente, sino de la consciencia que tengamos de el YO SOY.

Con consciencia nos referimos aquí no a saber su potencial cuando lo empleamos, sino a tenerlo presente constantemente. Es decir, no debemos solo tener claro su poder cuando lo estamos practicando sino que también debemos percibirlo y ser conscientes de él en nuestro día día, en nuestra rutina habitual.

El ser humano tiene la capacidad de vivir entre dos mundos, el material y el espiritual

Esta en la naturaleza del ser humano ser punto de unión entre dos mundos, el espiritual y el terrenal, y poder coexistir en ambos paralelamente. Por eso es tan importante saber mantener un equilibrio y no descuidar ninguno de ambos.

Cuando nos vamos acercando a la integración en nuestra mente consciente del YO SOY empezamos a tomar consciencia de esta dualidad.

Al mismo tiempo obtenemos una gran herramienta a nuestra disposición para poder actuar desde el mundo espiritual hacía el material, mejorando nuestra calidad de vida y nuestro mundo y relaciones en todo momento.

Así pues, está muy bien utilizar los benéficos de la Llama Violeta una vez por semana para transmutar aquello que no nos sea bueno, algo que puntualmente nos preocupa en sobremanera, pero, ¿por qué no emplearla siempre que se manifieste algo imperfecto en nuestras vidas?

Utiliza el YO SOY constantemente

Imaginemos que hemos quedado con una amiga a la que el novio la ha dejado recientemente, y ella está aún afectada por la ruptura. Nosotros vamos a tratar de ayudarla hablando con ella, dándole nuestros mejores consejos y tratando de convencerla de que no se preocupe, que todo va a salir bien. ¿Pero por qué no usar el Yo Soy? ¿Por qué no emplearlo para transmutar todo aquello inferior a la perfección que tenga nuestra amiga cuando eso le puede beneficiar incluso más que nuestras palabras?

Este es un ejemplo del nivel de consciencia que debemos adquirir, el tener presente en todo momento la Magna Presencia Yo Soy y en todo lugar. Si sabemos que nosotros somos seres de radiante luz electrónica, no podemos permitir que nada inferior a esa luz y su perfección se manifieste en nuestras vidas.

Evidentemente esto no es algo que podamos lograr en un solo día, pero si podemos conseguirlo fácilmente con un poco de práctica. Recordemos las palabras del Amado Maestro Jesús cuando decía «No se puede servir a dos amos». Por tanto, deja de tener otro amo que no sea el YO SOY y actua constantemente con el.

Un ejercicio simple, pero muy efectivo y sencillo, es el de empezar por corregir los pensamientos contrarios a la perfección que podamos tener. Imaginemos que estamos en casa y por un momento pensamos en nuestra amiga de antes «hay que ver la pobre, lo mal que lo está pasando». Tan pronto como este pensamiento nos venga a la cabeza, digamos «no, no es verdad porque Yo Soy es la Magna Presencia única gobernando a tal persona».

La pena no ayuda a nadie, más bien hunde a las personas, debemos ser capaces de transformar esos sentimientos en energía positiva y creadora a través del uso consciente del Magno Poder YO SOY.

Podemos hacer lo mismo cada vez que veamos algo que no sea perfecto en nuestro día a día. Al principio habrá pensamientos que se nos escapen, como por ejemplo «estoy muy cansado; ya no puedo hacer nada»; pero con un poco de tiempo si mantenemos «Yo Soy la Magna Presencia en Acción en mí y a través de mi» o «Yo Soy la Magna Presencia gobernando perfectamente mi cuerpo, mente, vida, mundo y asuntos» veremos que vamos a ser capaces de retener, primero, todos los pensamientos negativos y, más adelante, como estos ya ni siquiera tienen lugar.

Empecemos por lo sencillo, no queramos tampoco correr porque nos vamos a agobiar. Pero tratemos paso a paso de aplicar esos conocimientos que ya tenemos a nuestro día a día y veremos como progresivamente todo irá a mejor y nos parece más sencillo.

Recordemos, por último, las palabras del Amado Maestro Saint Germain:

«Cuando su atención se fija en las cosas externas, está dividiendo el Poder y está retardando la actividad magnífica y la realización que, de ser de otra manera, la presencia Yo Soy atraería».

 

 

QUIERES APRENDER MÁS SOBRE EL YO SOY

Artículos recomendados

Lee este compendio de afirmaciones con el YO SOY que puedes adaptar a tus necesidades particulares de cada momento.

Aprende más sobre la magna presencia YO SOY

LIBROS SOBRE EL YO SOY

Summary
YO SOY la Llama Violeta
Title
YO SOY la Llama Violeta
Description

La luz de la llama violeta es esencia de luz espiritual, a través de ella podemos liberarnos de viejos pensamientos para transmutar situaciones negativas que se nos vienen repitiendo a lo largo de nuestras vidas