fbpx

La mujer y su conexión con las Diosas

Las mujeres estamos muy conectadas con el principio femenino y creador de la Tierra y encontramos en nuestros ciclos hormonales una analogía con las diferentes estaciones de la Tierra y con las diferentes fases de la Luna.

Se dice que las mujeres somos más complejas y cambiantes que los hombres y es que en nuestro organismo hay una auténtica revolución hormonal.

Las mujeres pasamos por cuatro fases de desarrollo muy marcadas y repetitivas en nuestra vida al igual que la Luna. Somos en nuestra vida, La Doncella, La Madre, La Chamana, y La Anciana.

La Doncella

Su estación es la primavera y su fase lunar es la luna creciente. Representa la semilla que brota, el inicio, el deseo de vida, la fase dinámica y de acción, de fijar objetivos y dirigirse hacia ellos. El ciclo menstrual correspondiente es la pre-ovulación. El rito de paso iniciático es la primera menstruación y el despertar de la fertilidad.

Como arquetipo femenino o diosa representativa de esta fase de la mujer tenemos a:
Artemisa, diosa griega de los bosques, la caza y la luna. Es una arquera cuya intención está concentrada en conseguir sus objetivos. Esta diosa representa a la mujer no domesticada, independiente, inconformista y luchadora constante.

La Madre

Su estación es el verano. Su fase lunar es la luna llena. En la estación del verano la semilla florece, da fruto y madura gracias al Sol y a los nutrientes de la Tierra.

El arquetipo de la madre nos remite a la gran madre mitológica, a la Madre Tierra, fuente de vida, útero creador con capacidad de creación y destrucción.
Su fase de ciclo menstrual es la ovulación, fase amorosa y fértil en todos sus aspectos. La madre es sensual y encuentra el placer en la unión. Sabe cuidar y cuidarse. Esta es la fase de la concepción de hijos y de todo proceso creativo.
El rito de paso es el parto, el viaje iniciático de la madre que da a luz y el bebé que sale al mundo.

Tenemos cuatro diosas arquetípicas representativas:

Demeter, diosa griega del cultivo, de la tierra, madre nutridora y protectora de sus hijos.

Yemaya, diosa yoruba madre de las aguas saladas, poderosa patrona de las mujeres en especial de las embarazadas.

Afrodita, diosa del amor, la belleza y la sexualidad. Desea conocer y ser conocida, impulsa lo creativo y se implica intensa y apasionadamente.

Kuan Yin, diosa asiática de la compasión, su nombre indica la que «escucha el sonido del sufrimiento del mundo», personificación de la Madre Divina, sanadora de todas las cosas.

La Chamana

La época de la madurez en la mujer. Su estación es el otoño, su fase lunar es la luna menguante. Es el tiempo de recoger la cosecha, de iniciar la poda. La chamana conoce su sombra, se guía por su intuición, es libre, guerrera y sanadora. Su fase de ciclo menstrual es la pre-menstruación, fase altamente creativa, de conexión con nuestro inconsciente, con nuestra herida y con nuestra verdad. La chamana sabe sopesar, sabe discernir, y separar el grano de la paja.

Tenemos como diosas arquetípicas de esta fase en la mujer a:

Persefone, diosa griega que viaja al submundo, al inconsciente y al mundo de los sueños.

Kaly, diosa hindú de la muerte y del renacer, protectora del espacio entre mundos y encarnación de la fuerza femenina en su aspecto destructor que corta y transforma lo viejo y trae libertad e integración.

Medusa, que en la mitología griega nos invita a mirar lo terrible en nosotros y los demás, a atravesar el miedo y acoger el negativo.

El rito de paso iniciático es la menopausia, pasaje al poder y a la sabiduría. Ancestralmente las mujeres sólo eran reconocidas como chamanas después del tránsito de la menopausia.

La anciana

Su estación es el invierno, su fase lunar es la luna nueva. Esta es una época de hibernación, de quietud y de renovación. La anciana ha cultivado el don del silencio, la escucha y el desapego. Es sabia y visionaria. Su fase del ciclo es la menstruación: fase de introspección, de descanso y de conexión con lo más profundo en nosotros, el lugar en donde las visiones creativas se gestan.

Las diosas arquetípicas de esta fase son:

Vesta, diosa del hogar cuidadora del hogar y del mundo interior y del fuego sagrado.

Hecate, diosa griega de la luna negra guardiana de las cruces y de la intuición profunda, ofrece su sabiduría y guía para atravesar la oscuridad.

Su rito de paso iniciático es la muerte y los tiempos de transición, pérdida y envejecimiento. Con la comprensión cíclica de la vida y la muerte, entendemos que sin desintegración no hay renovación.

Tirada de tarot gratis de 5 minutos, promoción de lectura de cartas del tarot

Si quieres saber más sobre magia y esoterismo no dejes de visitar estas páginas:

Llama ahora y resuelve tus dudas al +34 93 655 27 19

Síguenos en las redes sociales

Summary
La mujer y su conexión con las Diosas
Article Name
La mujer y su conexión con las Diosas
Description
Las mujeres estamos muy conectadas con el principio femenino y creador de la Tierra así como con las diferentes Diosas de la magia
Author
Publisher Name
Centro Esotérico Rossana
Publisher Logo